http://muropolitico.mx/2017/11/12/analisis/

Análisis

Por: Elida López
2017-11-12

¿Cómo defender al PRI si se cometen errores constantemente? En ocasiones por ineptitud y otras deliberadamente.

El salario mínimo como unidad de bienestar familiar se encuentra desvinculado con la realizada económica mundial. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en un estudio exhaustivo (2016), documenta que con un salario tan bajo, México no sólo incumple su propia Constitución, sino ¡21 tratados y convenios internacionales!, y que eso representa una violación generalizada a un derecho fundamental de bienestar.

Por otro lado, ninguno de los incrementos al salario mínimo ocurridos en los últimos cuatro años ha repercutido en el ingreso laboral de al menos 120 mil trabajadores, los cuales ganan hoy lo mismo que hace cuatro años y podrían haber perdido más de una cuarta parte de su poder adquisitivo. Si bien, el 30 de octubre de 2014 el IIJ-UNAM y el CIDE entregaron a la Cámara de Diputados un estudio técnico y jurídico cuyo propósito era dar viabilidad y velocidad a la propuesta inicial del doctor Miguel Ángel Mancera para liberar al mínimo de sus funciones como precio de referencia. De ese modo tal concepto sustituiría las abusivas funciones a las que se ha sometido al salario mínimo.

Es efectivo que el salario mínimo se haya desvinculado de los precios y aumentos para prestaciones salariales, pero al mismo tiempo ha provocado que más de 450 mil trabajadores no alcancen la línea del bienestar que define el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Cuando se presenta hoy un aumento al salario mínimo no implica un incremento para todos los trabajadores mexicanos, sino solo para aquellos que hayan pactado su contrato laboral con ese salario.

Según la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos solamente en el último año los trabajadores han perdido dos puntos porcentuales de poder adquisitivo, pero los que no han tenido incrementos en cuatro años podrían acumular una caída que significaría que hoy gana 75 centavos por cada peso que cobraban en 2013.

Es aquí donde interviene la mano política en el asunto. La acumulación del aumento en la inflación en combinación con la falta a l aumento del sueldo de aquellos que no ganan el salario mínimo ha traído una disminución del poder adquisitivo del trabajador, que sin disminuir sus ingresos, puede ahora comprar menos productos con ellos. El gobierno federal por su parte nos vende la idea de que la economía se encuentra fuerte y que gracias a las medidas tomadas para la participación privada en las empresas públicas resolverá el problema de la solvencia, sin embargo , no se le ve tomando medidas para mejorar el salario general de los mexicanos.

Según se desprende de estudios de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos y estadísticas del IMSS y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), mientras se incrementaron en 61 mil 424 el número de empleos formales en Tamaulipas, el grupo de trabajadores que percibe de uno a dos salarios creció en 57 mil 276 personas y los demás grupos salariales, con más de dos, disminuyeron en cantidad de personas.

¿Es acaso que los mexicanos nos volvemos poco a poco en pequeños empresarios? No lo creo, los registros en la secretaria de hacienda no se incrementan en la misma proporción. Lo que no habla de que la informalidad laboral y la evasión fiscal se incrementan con la población que sale de un empleo formal.

Esto no se dice y también es importante. No se trata solo de números, sino de bienestar social.

El Coneval ha fijado en 2,550 pesos la línea del bienestar familiar y esto nos habla de que en Tamaulipas hay al menos 453 mil trabajadores que no alcanza este nivel por ganar menos de 1.5 salarios mínimos. Y con la subida del salario mínimo no se verán atendidos ya que el de ellos no se incrementará. Y por otro lado si sufrirán los estragos del incremento inflacionario que, según Inegi, es del 19 por ciento.







NOTAS DEL DIA
OPINION
ANÁLISIS Y MEDIOS




error: contenido de muropolitico.mx