https://muropolitico.mx/2018/03/19/punto-por-punto-la-carrera-azul/

Punto por Punto

La carrera azul

Por: Mauricio Zapata
2018-03-19

El pasado sábado se llevó a cabo una más de tantas carreras atléticas que se organizan hoy en día en Ciudad Victoria.

La del sábado fue sui géneris.

La de este fin de semana sale más de lo social y lo deportivo.

Vayamos por partes porque hay varios asuntos para comentar de este evento que rayó, al final, en lo absurdo.

Primero por la temática. Y es que el “objetivo” de la carrera era promover una cultura del cuidado del agua en ocasión del Día Mundial del Agua que se conmemora el 22 de marzo.

El mensaje a favor de cuidar el agua no se cuestiona, sin embargo, lo que sí es criticable es cómo hicieron esa carrera y que al final del día, lo que menos se cuidó fue el agua.

Promovieron pintarse de azul (parece que no conocen otros colores), que si bien, usaron (y desperdiciaron absurdamente) muchos kilos de pintura “amigable al medio ambiente”, fue un polvo que no es fácil de quitarse.

La gente, después de la carrera, tuvo que usar, mínimo, tres minutos más en la ducha para quitarse esa pintura azul. O sea, usaron más agua.

La ropa, incluídos los tenis, que usaron para la carrera se mancharon de esa pintura en polvo, así que para lavarla se usó un ciclo más de lavadora o una cubeta más para quitarle las manchas. O sea, usaron más agua.

Los chavos que pusieron para aventar, de una manera muy inconsciente por cierto, la pintura a los corredores, se la pasaron jugando y terminaron manchando muchos carros, mismos que tuvieron que llevarse a la lavar. O sea, usaron más agua.

Mucha gente lleva con ellos a sus perros para que corran también la carrera, los chicos también les aventaron pintura, y para quitársela del pelo a esos animales se necesita un muy buen baño… O sea, usaron más agua.

Eso sin contar que el pavimento y las banquetas recién hechas se mancharon y para quitar esa pintura usaron agua, mucha agua… un poco más de lo habitual.

Es decir, si la idea era ahorrar agua, no les funcionó. Al contrario.

El trabajo de la dependencia que organizó la carrera no es cuestionable, están en lo suyo y es de las pocas áreas que ha dado resultados.

Aquí lo que se cuestiona son dos cosas:

1.- Organizar una carrera para promover el cuidado del agua usando pinturas que provocaron el uso de más agua de lo habitual.

2.- Que hayan permitido hacerla en una calle que está en plena remodelación (y que está saliendo bastante cara) y que quedó muy manchada de esa pintura.

Yo no sé quién estuvo peor, si el “genio” al que se le ocurrió organizar ese evento o a las autoridades por aceptarlo.

Ojo, y que quede claro, no estamos en contra de la organización de eventos sociales-deportivos-recreativos, que fomentan la activación física y la sana convivencia, no.

Lo que criticamos es que para la temática de haya usado pintura y que al final no se cumplan los objetivos.

Lo cuestionable es haberla hecho donde la hicieron.

Se quieren ver tan diferentes que hacen todo al revés. Es decir, la carrera de “los de antes” (pinta tu vida de colores), se hacía en el Parque Bicentenario, y para no verse iguales la hicieron en El 17 y con otro nombre (pintate de azul).

Nombre, si traen una creatividad que impactan

En Cinco Palabras: No manchen, terminaron bien manchados.

PUNTO FINAL.- El 17 se pintó de azul, pero ya lo limpiaron.

Twitter: @Mauri_Zapata







error: contenido de muropolitico.mx