https://muropolitico.mx/2019/12/09/opinion-economica-del-libre-paso-migrante-a-agentes-fronterizos/

Opinión Económica

“Del libre paso migrante a agentes fronterizos”

Por: Jorge A. Lera Mejia
09-12-2019

Al igual que en Ciudad Juárez, en Tijuana, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, la contención y control de migrantes centroamericanos por el gobierno mexicano, los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional, han convertido a México en el principal agente migratorio de los Estados Unidos (EEUU).

El primer gran filtro de contención de la Guardia Nacional (GN), empieza en la frontera mexicana entre Chiapas y Guatemala, al borde del Río Suchiate. Donde se ubica la principal Garita de control donde, desde junio de 2019 se han concentrado miles de migrantes centroamericanos, cubanos, haitianos, africanos y asiáticos.

MIGRANTES VARADOS EN CD. JUÁREZ:

Cifras conservadoras, estiman que en Ciudad Juárez, actualmente se registran cerca de 8 mil migrantes centroamericanos, cubanos y mexicanos, esperando audiencia con las autoridades de EEUU, para solicitar visas humanitarias. Trascendió que este proceso se lleva hasta 6 meses de espera, y que más del 90% de solicitudes son rechazadas.

Estas cifras no toman en cuenta, los miles de deportados mexicanos, que a diario son repatriados por las garitas de Ciudad Juárez y Nuevo Laredo. De acuerdo a datos recientes, más de 50 mil migrantes mexicanos, han sido retornados por estas dos fronteras y tienen que ser apoyados para llegar a sus poblaciones de origen, por los Institutos Estatales de Apoyo a Migrantes de Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, principalmente, debido a que el INM se encuentra rebasado por la problemática de los migrantes indocumentados centroamericanos, que ellos mismos provocaron desde diciembre de 2018.

De acuerdo al reciente reportaje de la Revista Proceso de esta semana (…) En un recorrido por la línea fronteriza de Ciudad Juárez, este semanario comprobó que el tránsito de personas hacia Estados Unidos disminuyó sensiblemente desde que el gobierno mexicano se comprometió (desde junio de 2019), a aplicar las medidas que le exigió el presidente Donald Trump.

Cifras del Consejo Estatal de Población de Chihuahua (Coespo), confirman que actualmente la mayoría de los solicitantes de asilo no son centroamericanos, sino cubanos y mexicanos, y es más notoria la actividad de la Guardia Nacional que la de la Patrulla Fronteriza (norteamericana) en la contención de los migrantes indocumentados.

Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenara el despliegue de la Guardia Nacional (GN) en las fronteras sur y norte del país, cayó estrepitosamente el flujo migratorio centroamericano como lo exigió el presidente estadunidense Donald Trump, exponen las estadísticas de autoridades fronterizas.

Ciudad Juárez, Chihuahua, que colinda con El Paso, Texas, es ejemplo fehaciente de que la GN hace el trabajo sucio del gobierno de Trump, actuando como Patrulla Fronteriza al vigilar la frontera norte mexicana para impedir que migrantes nacionales y de otros países intenten cruzarla para llegar al “otro lado”.

Es innegable que la presencia y vigilancia de elementos de la Guardia Nacional del lado de nuestras fronteras ha influenciado en la caída del flujo de migrantes centroamericanos y hasta de mexicanos”, dice a Proceso Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población (Coespo) de Chihuahua.

Valenzuela, cuya oficina se encuentra a un lado del puente internacional Santa Fe, que cruza directamente del centro de Ciudad Juárez al de El Paso, explica a este semanario con estadísticas oficiales la reducción en el flujo migratorio como consecuencia de la presencia de elementos de la GN en esta frontera.

“En noviembre y diciembre de 2018 (cuando Trump clamaba emergencia nacional en su país por la llegada de migrantes centroamericanos a la frontera norte de México) aquí a Juárez llegaban de 62 a 65 migrantes buscando asilo en Estados Unidos –indica el funcionario–. En febrero de 2019 la cifra se duplicó. Y entre abril y mayo el número se elevó a unas 300 personas diarias en promedio”. ¿La mayoría centroamericanos? –se le pregunta a Valenzuela. –No, 80% eran cubanos, 11 o 12% centroamericanos y el resto eran connacionales, africanos y de naciones asiáticas (…) Fin de cita de El Proceso.

De acuerdo a cifras conocidas a mediados de junio de este año, la GN creada como un cuerpo policíaco para prevenir y combatir delitos, no sólo se ocupa en tareas de seguridad pública. También recibió la encomienda de frenar la migración hacia Estados Unidos.

Desde las últimas semanas de junio, alrededor de 21 mil elementos policíacos fueron desplegados en las fronteras norte y sur de México, es decir, 30% de los 70 mil que componen en su primera etapa esa nueva fuerza.

En la nueva Ley de la GN, se le otorgó la facultad para detener migrantes, lo cual incluso fue confirmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 25 de junio pasado.

Dijo que pueden realizar las detenciones, como auxilio a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), pero sin violentar los derechos humanos.

Los primeros soldados de la GN fueron desplegados en la frontera sur de México para reforzar la seguridad y controlar el tránsito ilegal de migrantes centroamericanos en la línea fronteriza con Guatemala.

Ello como una de las medidas a las que se comprometió el pasado 7 de junio el canciller Marcelo Ebrard, quien acudió a negociar a Estados Unidos para que no se aplicaran aranceles de 5% a las importaciones mexicanas.

CASO TAMAULIPAS:

En el caso de Tamaulipas, un promedio de hasta 6 mil migrantes compuestos de centroamericanos, cubanos, africanos y mexicanos, al igual que en Ciudad Juárez, se encuentran varados entre Nuevo Laredo, Reynosa y Nuevo Laredo.

Como ejemplo en Matamoros, este viernes 6 de diciembre trascendió, que después de más de seis meses de espera infructuosa de los más de 2 mil migrantes que están en espera de visas humanitarias, cerca de mil 600 de ellos, que hasta ahora se resisten en no cambiar su espera acampando al aire libre en la línea fronteriza del río Bravo, a orillas del Puente Nuevo fronterizo, serán invitados a reubicarse en grandes carpas frente a las instalaciones del INM. Después de no haber aceptado trasladarse a las instalaciones del centro de convenciones lejano del puerto fronterizo.

Este hecho fue informado por el Instituto Nacional de Migración (INM), que en coordinación con instancias estatales y municipales se instalaron macro carpas y domos de acopio en la zona fronteriza de la ciudad de Matamoros, con la finalidad de brindar un espacio tachado y con servicios para la estancia de hasta mil 600 personas migrantes nacionales y extranjeros. Esto provocado por las recientes lluvias y frío invernal.

La frontera de Tamaulipas, junto la de Chihuahua, se ha convertido en un embudo donde cada vez son menos los migrantes que pueden entrar legalmente y más los que salen mediante el programa conocido como “Permanecer en México”, una estrategia mediante la que EEUU ha devuelto a más de 55 mil personas mientras sus solicitudes de asilo deambulan, con pocas posibilidades de prosperar, por la intrincada burocracia de unas cortes estadounidenses desbordadas.

Ante esta cruda realidad, el actual gobierno federal mexicano, registra la principal crisis migratoria de los últimos gobiernos, lo que se concluye que de una fallida propuesta de arranque de hacer a México un país de fronteras abiertas y de libre paso a los migrantes, ahora somos el principal agente de control fronterizo norteamericano, sin que para ello EEUU invierta ninguna cantidad de dinero y utilice su anunciado muro fronterizo y mucho menos, su propia Patrulla Fronteriza…




OTRAS NOTAS




NOTAS DEL DÍA
DESDE LA BARDA

Fallece Raymundo Capetillo a los 76 años

Con el libro infantil “Todos Juntos”, Enrique Jonguitud ofrece cinco historias de un circo

Muere a los 55 años el escritor Carlos Ruiz Zafón

error: Contenido de muropolitico.mx